Consulta pública para adaptar el personal de los Servicios de Bomberos andaluces, a la Ley que regula a los funcionarios públicos: grupos, escalas y categorías.

Andalucía, con 3833 bomberos profesionales, frente a los 20.041 bomberos contabilizados en España, inicia el anteproyecto de Ley, para equiparar los grupos de titulación al Estatuto Básico del Empleado Público (texto refundido, aprobado en el año 2015).

La Ley, del año 2002, que regula a los Servicios de Bomberos, en Andalucía, inicia su primer paso de modificación por unificar en el territorio autonómico las escalas y categorías profesionales, en base a las titulaciones universitarias y grados de formación profesional, actualmente vigentes y establecidas, según las competencias adquiridas para la emisión de titulaciones acreditadas por Universidades, Educación y Formación Profesional y Empleo; es decir, perfiles académicos y laborales.

Educación reglada: Desde la “entada en vigor de las Cualificaciones profesionales en España” que han dado paso a los Certificados de profesionalidad para el sector de bomberos (emergencias y protección civil)  en el año 2013, y la materialización de las competencias en Andalucía, para impartir los títulos de formación profesional especializados, en los años 2018 y 2020, han transcurrido 8 años sin rentabilidad aplicable, pues aún estamos pendientes de ver las primeras promociones de egresados en la profesión.

En el ámbito laboral: De los 3833 bomberos profesionales andaluces, sólo se ha podido contabilizar que han adquirido la Cualificación profesional, un total de 969, sin poder contrastar cuántos de los 480 sargentos, suboficiales, oficiales y jefes/as de los Servicios de Bomberos andaluces, están entre los «cualificados».  

Las competencias desarrolladas por Educación y Empleo, para la Cualificación profesional de los bomberos andaluces, y españoles, a nuestro entender, no han contado con la idiosincrasia profesional del colectivo, pues el colectivo se debate entre prescripciones y competencias administrativas, para certificar perfiles académicos y laborales, ajenos a la necesidad de establecer los perfiles profesionales que se demandan; indiferentes a la sapiencia del oficio y sus actores, o con intereses encontrados.

Ámbito profesional: Los Institutos y Escuelas, organismos e instituciones con “competencias para la capacitación, formación y promoción en la carrera profesional de los funcionarios del Cuerpo de Bomberos”, como es en el caso de Andalucía, requieren de una visión y aplicación de políticas adaptadas para la evolución profesional de los bomberos andaluces; y españoles.

Categorías profesionales, versus, desempeño profesional: El documento de trabajo inicial, remitido a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior, de la Junta de Andalucía, ha recopilado datos con el que el/a lector/a, podrá contrastar qué y cómo se ha hecho, y a nuestro entender, hacia dónde bebería dirigirse la Cualificación profesional del bombero/a; aportando Conocimientos y…, todo ello contrastable.

Desde el Grupo de Trabajo UPO-APIE, con una mirada hacia los marcos europeos, extrapolables a España (con sus virtudes y defectos), os invitamos a realizar una lectura comprensiva del mismo.

Disfruten de la lectura.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s